Puntos corazón, me cambio la mirada. Me enseño lo que es la compasión, o lo que al menos hasta ahora puedo entender de ella. Encontré una presencia amiga en las hermanas, en los misioneros que pasan y pasaron por el punto de Argentina. Son personas dispuestas a escuchar todo lo que el corazón de cada hombre tiene para contar y necesita compartir.

Junto con otros 32 jóvenes, dirijo un grupo juvenil diocesano de 400 chicos. Puntos corazón, aunque tienen muchos amigos y muchas tareas, siempre se hacen un tiempo para poder acompañarnos en nuestros campamentos. Muchos de estos chicos, solo tienen como referencia de la iglesia a nosotros y al sacerdote que nos acompaña, y su presencia nos permite saber que somos parte de algo más grande como iglesia. Todos los chicos, atesoran mucho su presencia cuando vienen a visitar; les abre la mente y los invita a ser generosos con Dios.

Por otra parte, a mi me ayuda a crecer en mi camino de fe. A pesar de que no soy misionera, es una comunidad abierta a todos. Cada lunes, nos juntamos a leer y dejar que un texto preparado por las hermanas o algún sacerdote de la comunidad, ilumine nuestra vida. Me ayuda, a seguir creciendo en la fe, y a reconocer cual es el camino que me conduce al Padre. Algunas veces, en estos encuentros nos vemos acompañados, por algunos miembros del punto corazón de Buenos Aires.

Además, en semana santa pude realizar un retiro con ellos, que me ayudo a discernir en mi vida. En este retiro, hicimos una visita a la casa del punto corazón de Buenos Aires. Ver niños muy pequeños rezando el rosario con los misioneros, y salir a visitar a los amigos del barrio que necesitan y esperan la presencia de los mismos; te hacen entender un poco porque Jesús se juntaba con los marginados de su tiempo, porque ellos como todos los hombres necesitan de su presencia. Creo que puntos corazón hace eso, se hace hermano del que sufre, y lo acompaña en la vida, mostrando una presencia amorosa como la que deberíamos llevar todos los cristianos a cada persona.

Gracias Puntos, por formar parte de mi vida.

M.S.

 

Publicités